Jueves, 25 Septiembre 2014 20:00

Los fumadores pasivos de los e-cigarrillos reciben una pequeña dosis de la nicotina

E-cigarrillo E-cigarrillo

El uso de los cigarrillos electrónicos en los espacios cerrados expone a otras personas a la dosis de nicotina 10 veces menor a los cigarrillos tradicionales.

No existe el riesgo del contacto con los productos tóxicos de la combustión de los cigarrillos normales. El objetivo de un estudio fue evaluar la exposición de las personas a la nicotina y otras sustancias tóxicas que se encontraban en la misma habitación con el usuario del cigarrillo electrónico. Esos dispositivos, los e-cigarrillos, producen un aerosol con el contenido de nicotina. Cuando el usuario inhala, la solución de nicotina se calienta y los vapores son inhalados a los pulmones. En contraste con los cigarrillos tradicionales no se crea la corriente de humo secundaria. La parte principal de la corriente que contiene la nicotina es exhalada por el usuario del e-cigarrillo. Los expertos midieron la concentración de la nicotina y las partículas respirables del aerosol. La cantidad media de la nicotina emitida al fumar el cigarrillo tradicional fue 10 veces mayor que la proveniente del cigarrillo electrónico.  

Leído 1118 veces

Estilo de vida

  • 1